Higiene Bucal infantil

Una buena higiene bucal infantil junto a la adquisición del hábito de su mantenimiento, comportará que el adulto pueda conservar sus dientes para toda la vida. Así como el pediatra suele ver a todos los niños desde el nacimiento, es aconsejable que la madre lleve a su hijo al odontopediatra. El cuidado de los dientes y su higiene bucal debe comenzar desde el primer mes de vida.

Es de grandísima utilidad que el niño conozca a su odontopediatra en edad temprana, ya que se va familiarizando y durante las primeras visitas sólo se practica una mera revisión. Cuidar la higiene de la boca de los pequeños desde los primeros días de vida es necesario, para que ellos se desarrollen con una sonrisa saludable.

En el desarrollo dentario infantil pueden surgir diversos problemas que pueden afectar a su desarrollo, pero se pueden evitar si se educa a los niños y tienen una buena higiene bucal diaria.

La caries:

¿Cómo se produce?
Las caries son causadas por el ataque de las bacterias a los minerales de los dientes. El gran aliado que tiene la caries es el azúcar. Debido a ello, las caries son frecuentes en los niños pequeños que consumen dulces, chocolate, y otros alimentos pegajosos y/o con azúcar y no tienen hábitos de higiene bucal correctos.

Existen 4 factores que influyen en la aparición de caries:

  • dientes susceptibles
  • bacterias que producen ácidos
  • hidratos de carbono fermentados (líquidos dulces, jugos, leche, leche artificial para lactancia)
  • tiempo: cuánto tiempo y con qué frecuencia están los dientes expuestos al azúcar.

Todos estos factores dan lugar a una desmineralización del esmalte.

¿Cómo evitarlo?

  • Lleve al bebé al odontopediatra desde el primer mes de vida.
  • Limpie la boca a diario con una gasa limpia y húmeda. Cuando el niño tenga dientes, utilice un cepillo pequeño de filamentos blandos.
  • Cepille los dientes del niño tres veces al día hasta que aprenda a hacerlo sólo. Luego continúe supervisando para asegurarse que usa el cepillo y la pasta dentífrica correctamente.