Dentadura mal alineada, ¿qué riesgos conlleva?

 

La sonrisa es uno de los rasgos más distintivos de los seres humanos. De hecho, cuando pensamos en los cánones de belleza siempre imaginamos una sonrisa blanca y con los dientes perfectamente alineados. Sin embargo, lo que muchas personas desconocen es que una dentadura mal alineada también conlleva muchos problemas para nuestra salud.

La oclusión dental defectuosa, lo que se conoce comúnmente como dentadura mal alineada, suele tener su origen en una diferencia entre el tamaño de las mandíbulas superiores e inferiores o entre el tamaño de la mandíbula y el diente. Este problema suele ser hereditario, aunque también existen otras causas derivadas de los hábitos de nuestra infancia (por ejemplo, chuparse el dedo o utilizar el biberón o el chupete después de los 3 años).

Recientemente en ABC Salud, expertos del sector analizaban los principales riesgos que puede tener una dentadura mal alineada para nuestra salud:

La cabeza es la parte del cuerpo en la que se realizan un importante número de funciones independientes como son la respiración, masticación, visión o audición. Todas estas funciones se pueden alterar por el comportamiento del sistema masticatorio.

Una dentadura mal alineada también puede causar trastornos o alteraciones del crecimiento de los huesos de la cara.

Asimismo, la mandíbula es uno de los principales huesos articulados de nuestro cuerpo. Cuando ésta cambia de posición, automáticamente se genera una respuesta muscular que provoca las contracturas en cuello o espalda.

Por otro lado, también puede causar migrañas o dolores de cabeza tensionales. De hecho, la cefalea de origen dental está causada por la inflamación y contractura muscular originadas por la masticación o el bruxismo.

¿Tiene solución?

La respuesta es sí. La principal solución para una dentadura mal alineada es la ortodoncia, que tiene como objetivo corregir el posicionamiento de los dientes y evitar la aparición de otras patologías como caries o enfermedades de las encías. Asimismo, gracias a este tratamiento se elimina la tensión sobre los dientes, la mandíbula y los músculos. Y no podemos olvidar que gracias a la ortodoncia podemos conseguir esa sonrisa perfecta con la que todos soñamos. Este tratamiento tiene una duración de 12 a 36 meses aunque depende de cada paciente, la edad y la técnica que se utilice.

La sonrisa que siempre has deseado está a una llamada de distancia: (11) 5252-0903 contáctanos y recibí la asesoría de nuestros especialistas en Estética Dental e Implantología.

Fuente:http://www.centredental.com/es/blog-1/dentadura-mal-alineada-que-riesgos-conlleva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *